Con el objetivo de minimizar los riesgos de rotura espontánea en los vidrios templados, debidos a inclusiones en la masa del vidrio, es posible realizar bajo petición del cliente un tratamiento de ‘Heat Soak’ (HST).
Este tratamiento consiste en someter al vidrio templado a un ciclo de calentamiento a 280ºC con un tiempo de mantenimiento dependiente de la normativa especificada. Este tratamiento provoca el cambio de fase acelerado en las inclusiones existentes en el vidrio y por tanto la rotura de buena parte de los vidrios que contengan esas inclusiones.

El tratamiento HST se recomienda para situaciones en las que la estabilidad y la conservación del cerramiento o fachada y la seguridad de los usuarios pueda verse afectada ante la rotura del vidrio templado.

Es necesario resaltar el hecho de que, aunque el tratamiento Heat Soak reduce la probabilidad de rotura espontánea, no la elimina completamente, por lo que siempre existe una cierta probabilidad de rotura, y se debe tener en cuenta en el diseño y uso de vidrio templado.

Dimensiones máximas Dimensiones mínimas Espesores
4200 x 2440 mm (estándar) 300 x 300 mm 4 – 15 mm
4500 x 2440 mm (estándar) 300 x 300 mm 4 – 15 mm

Para medidas superiores consulte con nuestro Departamento Técnico.