Los vidrios antifuegos se basan en vidrios laminados mediante material intumescente que reacciona cuando la temperatura supera los 120ºC, creando una barrera opaca a las llamas bloqueando a su vez el paso de la radiación térmica.

 

 

El vidrio antifuego de calificación EI (integridad y aislamiento) ofrece los siguientes beneficios:
– Protege la vida de las personas.
– Restringe la propagación de las llamas, humo y gases tóxicos.
– Limita los daños causados por el fuego en bienes y valores.
– Protege la estructura del edificio.
– Totalmente transparente.

Gracias a este tipo de vidrios se alcanzan los requisitos exigidos por la normativa UNE-EN 357.

Aplicación interior
Tipos Clasifificación
EN 13501-2
Espesor (mm) Transmisión lumínica (%) Peso (Kg/m2) Dimensiones certificadas
60 EI 60* 23 88 55 1200×2600
90 EI 90* 37 84 86 1200×2600

*En caso de ser necesario un mayor nivel de protección puede consultar con nuestro departamento técnico.